jueves, 16 de enero de 2014

Entrevista sobre el Modelo Integral de Ken Wilber y el Proceso Big Mind de Genpo Roshi


Me han realizado una entrevista donde me han preguntado sobre el Modelo integral de Ken Wilber y su relación con Proceso Big Mind de Genpo Roshi. Podéis oír la entrevista aquí, mi intervención comienza en el minuto 30.



Comenzando por el Modelo Integral de Ken Wilber, y en lo relativo a la espiritualidad, comienzo explicando que muchos de los mapas espirituales que han llegado hasta hoy han nacido en tiempos premodernos, y, aunque muchos de sus descubrimientos siguen siendo validos, parte de esos mapas es fruto de los tiempos en que surgieron y hoy podrían actualizarse. El Modelo Integral de Ken Wilber es un intento de filosofía global, de crear un mapa que permita integrar todo lo que la humanidad ha descubierto hasta ahora. Y como tal filosofía global actualizada tiene mucho que decirnos sobre como actualizar los mapas que las distintas tradiciones espirituales nos han legado. En su libro Espiritualidad Integral, Ken Wilber nos propone que para actualizarse las distintas tradiciones espirituales podrían suplementarse con dos descubrimientos modernos:
  • El trabajo con la sombra, el trabajo psicoterapéutico o emocional. Es algo que no está del todo explícito y estructurado en las tradiciones espirituales, y que puede ser una de las grandes aportaciones del occidente moderno. El conocimiento de la existencia de un inconsciente reprimido, así como las técnicas a seguir para trabajar en su integración son descubrimientos de la moderna psicología occidental, que comenzó entre otro con Freud. Y es importante suplementar nuestra práctica espiritual con el trabajo con la sombra, porque sino puede quedar intocada, y aun más disociada en nuestro vuelo hacia las alturas trascendentales.
  • Conocimiento de los estadios del desarrollo o estructuras de la conciencia. Son los estadios por los que vamos pasando o las estructuras con las que nos vamos identificando en nuestro crecimiento y desarrollo psicológico. Cada uno de esos estadios lleva asociada una visión del mundo diferente: mágica, mítica, racional, pluralista (o relativista) e integral. Son niveles muy diferentes de eso que las tradiciones entendían como mente. Lo interesante de tener en cuenta las estructuras es darse cuenta de que nunca tenemos una visión objetiva de la realidad, siempre vemos la realidad desde la estructura con la que estamos identificados. Así que no importa cual sea nuestra visión o perspectiva, nunca es la visión, siempre habrá visiones más amplias (y más estrechas), lo cual nos invitará siempre a trabajar para ampliar nuestra perspectiva y no quedarnos atascados en una perspectiva particular.

    No se trata de eliminar las distintas tradiciones espirituales sino de actualizarlas, de hacerlas más integrales.

 Y el Proceso Big Mind de Genpo Roshi es uno de tales intentos, tratando de suplementar el Budismo Zen con los descubrimientos de la psicología occidental, especialmente el Dialogo de Voces Junguiano y la terapia Gestalt. Y es que uno puede tener una experiencia transpersonal, una experiencia de la Gran Mente y aun así seguir con una personalidad muy poco integrada y neurótica, lo cual le va a hacer un flaco favor a la expresión de esa realización espiritual en nuestras vidas. Trabajando para integrar las distintas voces, aspectos o subpersonalidades que tenemos en la sombra hacemos más fácil que se de la experiencia transpersonal, el reconocimiento de que somos la Gran Mente, porque cada aspecto nuestro disociado es un aspecto con el que estamos secretamente identificados, e integrar ese aspecto significa soltar esa identificación, y eso hará más fácil poder soltar la identificación con nuestro yo. Además el proceso Big Mind nos permite reconocer muy fácilmente que ya somos la Gran Mente, no es algo en lo que podamos convertirnos, es algo que ya somos. Y al enseñarnos como reconocerlo, el proceso Big Mind permite alcanzar facilmente y desde el principio estados que tradicionalmente hubiera llevado muchos años de práctica meditativa alcanzar. Y luego vendra la práctica continua para seguir profundizando en el refinamiento e integración de nuestro yo yen nuestra experiencia e identificación con la Gran Mente, para poder expresar nuestra realización espiritual de la forma más útil e integrada posible.

En definitiva, el Modelo Integral de Ken Wilber nos muestra un kosmos más amplio, donde hay lugar para todas las perspectivas. Con el Proceso Big Mind, vamos ampliando nuestro yo, dando cabida a todos sus aspectos. Para al final- o al principio- descubrir que, como Gran Mente, dentro de nosotros hay sitio para todos los aspectos de nuestro yo y para todas las perspectivas del kosmos.